Chiquitanía bajo fuego: orígenes y perspectivas



Chiquitanía bajo fuego: orígenes y perspectivas

La búsqueda de un nuevo paradigma de desarrollo, la actividad humana como causante del cambio climático, la falta de preparación de los equipos de respuesta fueron algunas de las conclusiones a las que se arribó en el Conversatorio virtual “Amazonía bajo fuego: orígenes y perspectivas” efectuado el 18 de septiembre y organizado por la Red de Participación Ciudadana y Control Social (Red PCCS).

Participaron desde Santa Cruz, Adriana Montero de Burela, directora del Instituto de Capacitación para el Desarrollo (Incade) y coordinadora Nacional del Grupo de Trabajo Cambio Climático y Justicia (GTCCJ), Katerine Ardaya, socióloga y abogada y parte del equipo de Acovicruz y Sheyla Martínez, ingeniera agrónoma, directora Regional de CIPCA Santa Cruz.

Por otra parte desde La Paz participaron Vladimir Gutierrez, economista, docente universitario y activista ambiental, y Mirna Echave Mallea, jefa de redacción de la Revista digital Inmediaciones, rescatista y bombera.

Durante sus intervenciones los panelistas abordaron la temática del cambio climático y medio ambiente, el modelo extractivista y las labores que se llevan adelante en la Chuiquitania por parte de los grupos de respuesta, entre otros aspectos.

“Sobre el cambio climático se nos alertó hace bastante tiempo pero somos cabeza dura y la ambición de acumular y extraer de la madre tierra los recursos nos está llevando a esta situación a nivel mundial. La economía está globalizada entonces la afectación al clima también está globalizada”, expresó Adriana Montero.

Complementó en sentido de que deforestamos porque el modelo mundial lo exige, la presión es muy fuerte para que la frontera agrícola se amplíe y que “no hay desastres naturales sino que lo provocamos los humanos y estamos empezando a pagar factura”.

También explicó que el modelo nos lleva a acumular más y más y que “se necesita cambiar paradigmas y mentalidades, ver que otra forma de desarrollo es posible porque disgregamos a la familia en la búsqueda de tener cosas”.

Por su parte, Katerine Ardaya explicó que el cambio climático es una problemática mundial y que ahora “el incendio en la Chiquitania es provocado por las personas y el excesivo consumismo y modelo económico” y añadió que se hace chaqueo pero para consumo de un año, no son espacios grandes pero han sido afectados, y que las comunidades comentan que uno de los previos fue la sequia y luego una helada”.

Ademas explicó que “hemos vivido del rentismo, esperando mejoras pero desde que estamos en este modelo la pobreza se agudizó y estamos acostumbrados a esta mentalidad, así el modelo sólo ve el presente no el futuro y por eso es importante ver nuevo paradigma”.

A su vez Sheyla Ramirez expresó que “desde la república vivimos en un módelo extractivista de nuestros recursos naturales, por ejemplo la explotación de la goma, metales preciosos y ahora el gas y así en las diferentes épocas, ello porque somos parte de un modelo globalizado”.

Vladimir Gutierrez destacó que en el mundo el cambio climático responde a dos procesos, uno natural y el otro provocado por el hombre, sin embargo, coincidió con los panelistas en que las causas fundamentales son las económicas.

“Hay intereses económicos en cuanto a produción minera o la agroindustrial, estos prevalecen antes que los ecológicos”, afirmó

A su turno Mirna Echave se refirió a la labor de los grupos de bomberos que están trabajando en la región afectada y expresó que el país no está preparado para atender eventos como estos, que no existe sistema de monitoreo permanente, que la respuesta fue tardía y que para ello es preciso preparar a las personas, mental y físicamente.
Plantean buscar nuevo paradigma de desarrollo para afrontar el cambio climático e incendios.